Archivo para 23 enero 2012

23
Ene
12

En defensa de los artistas.

Hice una pregunta hace ratito en tuiter, acerca de la Hermosa dicotomía que son las parejas dibujante/escritor en los comics. ¿Quién es más importante para el trabajo en conjunto? Nada de salirse por la tangente y decir que el editor, el público, el ejecutivo de ventas o que los dos en sus respectivas áreas. Simple y llanamente, cual es el más importante.

  Me esperaba que la gran mayoría me dijera que el escritor era más importante. Lo que no me esperaba es que ABSOLUTAMENTE TODOS LOS QUE ME CONTESTARON, incluso la gente que dibuja, me dijera que el escritor es el más importante del dueto. Me sorprendió bastante. Y es algo que me he puesto a pensar en tiempos de ocio extremo, esa visión tan rara que tiene la gente de los dibujantes en las duplas, vistos como herramientas con la única misión de llevar a cabo la visión que tenga el autor. Es una visión que ya esta muy metida dentro de la sociedad. El escritor es el de las ideas, el dibujante es el que debe llevarlas a cabo. Esto lleva a la idea de que en este proceso, el dibujante es perfectamente intercambiable.

  ¿Watchmen se pudo haber hecho sin Gibbons? Probablemente. Sandman tuvo un desfile gigantesco de artistas, al igual que Hellboy. DEATH NOTE es un manga GORE PSICOLÓGICO con TRAMA PROFUNDA, así que probablemente, si tuviera algún fan con cerebro, se podría argumentar que tendría la mayoría de su valor aunque lo hubiera dibujado otra persona. Tenemos esa idea de que los artistas con cosas reemplazables en la mayoría de los casos. Lo que importan son las ideas.

  Ahora bien, cuando hice la pregunta, di por hecho que se entendía que el trabajo tenía que ser con las dos personas. Cuando argumentaban porque el escritor era lo más importante, se decía que era el que hacía más soportable las cosas. Un dibujo feo se podía aguantar si tenía una buena historia. El contrario no. Un dibujo bonito se volvía algo vacuo e insípido con una historia mala o mediocre.

  Ahora bien, mi argumento, mi tesis aquí, es que lo aguantable, lo soportable, no es lo principal en una obra de arte, en una historia. Dejen lo soportable para las cosas en las que la tediosidad están implícitas. No hablamos de un pinche libre de texto, no hablamos de un trabajo necesario, hablamos de algo que se lee por gusto para disfrutar. Nadie debería decir UGH, TENGO QUE LEER EL NUEVO X-FORCE o AY NO PORQUE, YA ES HORA DE QUE LEA NARUTO, CREO QUE MEJOR LLAMO Y DIGO QUE ME SIENTO MAL. Nadie debería, pero muchas veces los fans suenan justamente de esa manera.

  No voy a intentar argumentar que sea mentira que una historia buena con arte malo sea más interesante que una historia mala con arte bueno. No. Pero véanlo de esta forma. La historia en el comic es la que lo lleva de lo insoportable, a lo soportable. De lo inaguantable a lo interesante. El arte es el que lo debe de subir de esa posición en adelante. Haciendo una metáfora deportiva, no importa que tengas un equipo sólido de futbol si nunca anotas, porque anotando se ganan los juegos. Una historia con mal arte en el comic/manga es alguna novela que se perdió y se equivoco de medio en el que nacer. Y probablemente sea más interesante leer un libro que ver una pintura, pero en el medio gráfico de la historieta, los dos DEBEN de estar ahí.

  Saben que Morrison es santo de mi devoción. Lo adoro como ídolo pagano y hago rituales arcanos por él. Flex Mentallo, Filth, Doom Patrol, Seven Soldiers, All Star Superman Todos me pudieron haber gustado con otros dibujantes. ¿Por qué no? Son historias excelentes con grandiosas ideas. Pero sé que sin Frank Quitely, sin J. H. Williams III y sin demás gente por el estilo, estas historias no serían TAN de mi agrado. No hago menos a Grant, nunca haría eso, su carrera habla por si sola con sus aciertos. No solo dejo lo escrito en lo aguantable, sino que se excedió, y además su sinergización con algunos de sus artistas es super palpable. Pero en cuestión de obras en el singular, en el producto acabado, no viendo su carrera, son los artistas los que llevaron sus obras al nivel en el que están ahora. Es el artista el que lo termino plasmando.

  Pongamos otro ejemplo contrario. Millar. Mark Millar. Aborrezco al tipo, pero escribe decentemente bien. Mediocre tirandole a decente, más bien. Algo aceptable. Millar hizo lo minimo posible para que lo que él hace llegue al campo de lo soportable, del que ya hablamos antes. Ya hizo su papel de escritor, dejo el campo del tedio y entro a lo entretenido, a lo interesante. ¿Si Leinil Yu no hubiera dibujado Superior, me gustaría tanto? No. Para nada.Y Leinil Yu podra trabajar con puro escritor mediocre o lo que sea y nunca volver a sacar algo que me interesé, pero hizo Superior lo que Superior es.

  Una última metáfora, para terminar. Imaginemos árboles. Ustedes saben, esas plantas cúl que crecen y toda la madre. Los escritores son el tipo de planta, los que le dan la firmeza al tronco, la altura, etc… Lo que hace al árbol ser árbol y que no se de en la madre contra el suelo. Y digamos que te gustan las secoyas o cualquier tipo de especie de árbol. Y puedes ver una secoya que no tenía un tronco firme y se cayo, y pos meh. Puedes ver una secoya firme y grande, medio pelona y olorosa, pero secoya al fin y al cabo, y te puede gustar. Es una secoya, te gustan las secoyas. Y luego puedes ver una secoya en el lugar correcto, en el momento correcto, con la forma de las ramas, el olor, el color, todo lo demás. Y puedes decir: “Madres, esa secoya es una pinche chingonería”. Eso, amigos, es el trabajo del dibujante.