04
Dic
10

Tarea Antropológica, Tema: Batman

¡Más tareas! Esta vez, el trabajo final que entregue para Antropología Filosófica. Me gusto como quedo. Espero que al maestro también le haya gustado.

TRABAJO

Las creaciones de la sociedad reflejan al creador. Así, el arte, trabajo de personas, puede ser analizado bajo las mismas herramientas y puntos de vista con las que se puede analizar a la sociedad. No sería imposible analizar la psicología de un personaje ficticio o ver desde un punto sociológico cosas como “El Señor de las moscas” o “1984“.

Los cómics han tenido una mala vida, tomados como basura mucho tiempo, y en la mejor de las situaciones, como entretenimiento para niños. Pero a mi me parece que estas historietas también pueden alcanzar el nivel de significado que otros medios pueden tener. Son ricos en significación, y no por tener dibujitos son inferiores a otros medios reconocidos como arte en los que se cuenta una historia.

Lo que hare en este ensayo, es utilizar lo que vi en mi curso de antropología filosófica, para analizar algo que parece no tener valor académico. Mostrare como los temas antropológicos se pueden encontrar también en los cómics, y más específicamente, como aparecen dentro de la historia de un personaje icónico en particular.

Así, nos adentraremos en la vida del caballero de la noche, Batman. Veremos partes de su vida y como quedan dentro de ciertos temas antropológicos.

¿Porqué Batman en especifico? Batman siempre es pertinente. Nunca hay demasiado Batman.

Introducción al tema

En el universo de los cómics, puede haber gorilas superinteligentes, aliens, fantasmas y demás creaturas fantásticas con inteligencia humana. Afortunadamente, la mayoría de estas especies van a actuar como la sociedad humana, aunque con pequeñas variaciones.

La existencia de un mundo espectacular pocas veces cambia verdaderamente el panorama de la existencia en el cómic. Así que todas estas cosas no dificultaran nuestro estudio, especialmente en un personaje como Batman, que casi siempre se mantiene en un nivel algo “normal” con respecto a demás personajes de historieta.

El pequeño Bruno Díaz vivió una vida pacifica durante su periodo temprano de niñez. Familia rica, padres famosos y amorosos, no había mucho que él pudiera pedir. Lo tenía todo, vivía inserto en una realidad muy cómoda. Hasta que la tragedia sucedió.

Ahora huérfano y con la comodidad de su realidad destruida, comenzó a planear, a proyectar. No se encontraba a gusto en un mundo en el que pudieran pasar cosas así, y decidió trabajar activamente para cambiar su ciudad, para modificar la realidad en la que vivió y cambiarla a un modo mejor. Dejar el conformismo y los vicios en los que había caído su ciudad, y ponerse a hacer algo. El tenía los medios, el estaba en la posición para lograrlo, así que puso manos a la obra.

Batman y su Labor

Bruno Díaz se paso años viajando el mundo y entrenando, pero todavía no sabía muy bien como actuar. Tiene las habilidades, pero no el modo. ¿Qué es lo que debía hacer, y como?

Se decidió finalmente por combatir el crimen y la injusticia. Probablemente no lo más lógico para nosotros, pero algo lógico dentro de su universo, donde cualquier pequeña injusticia es suficiente para crear justicieros o villanos.

Lo que Batman realiza es una labor. Tiene grandes herramientas y meticulosos planes, pero eso solo se ve reflejado en facilidad de combatir el crimen. Semana tras semana, día tras día, sin descanso, el caballero oscuro pelea contra criminales, ya sea ladrones en la calle hasta supervillanos ruines.

Pero la situación nunca parece mejorar. El asilo Arkham parece hotel de descanso en el que los villanos se quedan un momento, recobran energía y después se escapan para seguir con sus fechorías. Esta semana logro atrapar al Acertijo, pero en meses, semanas o incluso días puede volver a salir libre.

Hay una futilidad en los actos de Batman, los cambios no duran y parece estar atrapado en una rutina superheroica. Intentando alcanzar por fin esa paz que tanto busca, pero siempre se le escapa de las manos.

Y él parece saberlo, y estar consciente de ello. Batman se ve a sí mismo como un soldado, una parte de un gran engranaje que mantiene el equilibrio. El bien siempre gana en su universo, y el es importante para que eso se mantenga, pero también sabe que ese ganar no es permanente. Es un simple momento antes del siguiente reto. La dominación del bien esta en una situación precaria, apenas logrando estar por encima del mal gracias al trabajo de muchas personas.

Es una labor necesaria, el dejar de hacerlo sería romper el equilibrio y favorecer al lado contrario. Cosa que Batman no puede dejar que pase. No puede zafarse de esa labor, y su vida se ve cada vez más ocupado en eso.

Batman y la Representación

Bruno Diaz, al regresar de su viaje por el mundo y entrenamiento, combatió a unos criminales mientras vestía de civil. No le fue muy bien esa vez, y termino herido gravemente. Y fue en ese momento donde buscó y se preguntó por lo que debía de hacer. En ese momento de duda, un murciélago irrumpió sobre su ventana, y la decisión fue tomada. El sería Batman.

El juego, esa dualidad de irrealidad completamente seria, es perfecto para describir a los superhéroes. Batman nunca va a decir que esta jugando a vencer al mal, pero lo que hace de cierta manera es juego. Vestirse como un combatiente enmascarado con millones de dólares en “juguetes”, eso es lo que hace. Pero él se lo toma en serio.

No es solamente un juego, es una representación increíblemente primitiva. El se ve como el miedo para los criminales, la justicia. Utiliza la superstición y la inteligencia, lo teátrico de la representación para mantener el orden. De una manera, toda su vida es un juego de alto calibre entre el bien y el mal. Sus villanos meros compañeros en este acto. Un juego, repito, tremendamente serio.

Mención especial para el Guasón. El de una manera es el aguafiestas de Batman, la persona que ve la ridiculez del juego y se jacta. Pero no la descarta completamente, sino que con sorna y burla decide seguirle la corriente. Cuando entra Guasón a escena, el juego sigue, la representación no termina, pero el juego se obvia aun más como juego. El arlequín juega mientras dice que esta jugando y se burla de los demás participantes..

Batman y la Muerte

No es raro para un personaje de cómic morir y volver al poco tiempo. Son modernos Mesías de la cultura pop. El significado de la muerte en los cómics es raro y fluctuante, a veces se toma como en la vida real y a veces se toma como algo de menos importancia.

Batman no ha muerto dentro de la continuidad “real“ de los comics, como Superman o Flecha Verde, pero eso no hace que la muerte no este presente en su ser. El surgió justamente de una muerte, de intentar vengar y honrar a sus padres. Y de la misma manera, labora, sabiendo que en todo momento su vida peligra, para mantener sus proyectos con los cuales intenta mejorar la sociedad. Parece tenerla en mente (¿Cómo no tenerla siempre en mente con un labor tan peligrosa como lo es luchar contra criminales psicóticos?) pero no le presta mucha importancia.

¿Y que pasara en el momento en el que si muera? Aquí quiero citar a un cómic escrito por el maravilloso escritor inglés Neil Gaiman. En esta historia imaginaria, Batman es espectador de su funeral. Ve pasar a sus compañeros y enemigos, hablando de él.

Alguien hace una pregunta: ¿Cuál es la recompensa por ser Batman? Esta pregunta no es simplemente preguntarse si Batman se va al cielo con Diosito y los ángeles. Va más allá. ¿Después de una vida dedicado completamente a su labor, a su meta en la vida, con qué es lo que queda? ¿Cuál es su legado, el significado de su vida qué solo se puede obtener en ese momento? ¿Simplemente termino la vida de un hombre con una labor?

La respuesta es breve. ¿Cuál fue la recompensa de Batman? Ser Batman. No solo es algo que paso, no es algo que estaba vivo y ahora solamente es un cadáver pudriéndose seis pies bajo tierra, es algo que fue, y que de una manera, sigue siendo. Batman es Batman. Y ese es su premio, su significado y su legado, el hizo todo lo que hizo y laboro todo lo que laboro.

¿Fútil? Sí, de una manera. ¿Inútil? No. En su momento de muerte se cristalizo su vida y su ideal. En su momento de muerte, su labor trascendió. No fue solo una contención del crimen. Llámenle inspiración, revolución, o lo que sea, sus acciones se vuelven importantes aunque hayan sido repetitivas y cíclicas. Fue un posibilitador de una mejor realidad.

Batman, en su muerte, se vuelve verdaderamente un símbolo puro de lo que represento y por lo que lucho.


0 Responses to “Tarea Antropológica, Tema: Batman”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: